Esta Saga, formada por cuatro libros, está realmente bien. Entre vampiros, licanos (es la abreviación de licántropos, más adelante lo explico) y la indecisión en el amor. Está bien, tiene una buena trama, es entretenida y rápida de leer.

Portada del primer libro

La prota, Alice, tiene un hermano llamado Milo. Los dos tienen una vida normal y corriente hasta que una noche Alice sale con su amiga Jane de discotecas pero no llegan a entrar a ninguna, vuelven a casa pero unos borrachos querían violarlas. Entonces llega Jack, un vampiro joven y guapo (típico, te encuentras en apuros y aparece un vampiro en su lujoso coche para salvarte), que se enamora de Alice. Como vampiro, atrae a todas las chicas pero Alice no se siente así hacia él. Se enamoran y el problema llega cuando conoce a la familia de él (todos vampiros) y ve a Peter. En el mismo instante en que se ven, sienten algo especial, un vínculo.

El primer libro es más lioso, que si tiene que decidir a quien de los dos quiere, que si tiene que decidir abandonar a Jack y a su familia o abandonar a Milo. Al final decide que esperará un poco para transformarse en vampira. Peter, a consecuencia de varios actos y encuentros con Alice, se marcha una temporada de casa.

Portada del segundo libro

En el segundo todo sigue igual de liado. Está casi terminándose el verano  y Milo y Alice pasan mucho tiempo junto a Jack, Ezra y Mae hasta que por un accidente, Milo es transformado en vampiro. Es muy irónico ya que Alice renunció a aquella vida por su hermano y ahora es su hermano quien vive la vida que ella quiere. Alice se empieza a sentir sola porque Jack está todo el día con su hermano para enseñarle a controlar la sed y Peter sigue fuera.

Va una vez con Jack y Milo a V, una discoteca sólo para vampiros y humanos que saben para qué van (son todos unos yonkis de las mordidas) y dos vampiros empiezan a sentir curiosidad por Alice. Cuando Alice vuelve otra vez junto con su amiga Jane y Milo, los dos vampiros se vuelven a interesar y a jugar para morderla.

Jack y Alice, tras un “calentón”, le muerde y deja marcada a la chica y ya empiezan las preocupaciones ya que si Peter se entera los matará a los dos, a él por morder a su chica y a ella por haberse dejado morder. Por suerte, Peter aparece una noche en la casa de Alice y la muerde y al instante sabe lo que han echo pero no hace nada al respecto.

También, Peter la salva de uno de los dos vampiros que quieren morderla y probablemente matarla. Cuando Jack y Peter vuelven a sacar el macho alfa que intenta quedarse con Alice, Jack intenta darla de beber su sangre para transformarla en vampira e intentar cortar el lazo que tiene con Peter.

Portada del tercer libro

En el tercer libro, Peter se marcha definitivamente de casa y sin decir a dónde va. Simplemente desaparece sin dejar rastro. Ezra se empieza a preocupar porque ha oído cosas sobre que se está metiendo en problemas con los licanos. Los licanos son vampiros pero son tan salvajes como los animales y matan humanos por placer.

Ezra y Alice deciden ir a buscarle para traerle de vuelta antes de que lo maten ya que creen que esa es su intención. Se van hasta Finlandia para encontrarlo. Y lo encuentran gracias a Leaf, un vampiro que está con los licanos (sí, se encuentran con ellos), se llevan a Peter y, para asegurarse de que se pueden ir sin rencores, Ezra da a cambio su sangre. Se marchan de allí aunque Peter no está muy convencido de ello.

Cuando volvieron a casa, descubrieron que Milo se había echado un novio humano, Bobby (suena a nombre de mascota y en este caso es más gracioso aún si cabe). Mae empezó a discutir con Ezra porque su bisnieta llamada Daisy se está muriendo y ella quiere salvarla. Al cabo del tiempo, sale en las noticias que un buque llegado desde Rusia o por Europa del norte, a chocado contra la costa y que todos los tripulantes habían sido descuartizados y faltaban varios de ellos (¿a nadie salvo a mí se le ocurrió pensar que eran los licanos?).

Jane se metió a prostituta de sangre (frecuentaba mucho V), intentaron sacarla de allí pero fue imposible (solo una vez lo lograron y porque se estaba muriendo). Jane, cuando estuvo recuperada, se largó de casa para “divertirse”, la atraparon los licanos y llamaron a Alice para empezar un juego.

Llegaron a un parque y vieron los cadáveres dejados por los licanos tras sus pasos. Quisieron jugar a un juego (el pilla-pilla vampiro) pero no les salió tan bien y huyeron cuando la policía y las ambulancias llegaron. Pero la batalla final se decidiría en una iglesia (irónico, ¿verdad?).

Leaf demostró que no quería seguir con los licanos y que se uniría a ellos pero sin saberlo los guió hasta nuestros protas. Lucharon junto con algunos sorprendentes aliados y Peter mató al jefe con una gran jugada (eso lo tenéis que leer, es fantástico, muy creativo y original). Dejaron a Jane en la puerta de a iglesia para que las ambulancias la llevasen al hospital y que allí la tratasen. Volvieron todos sanos y salvo a casa.

Pero Mae se encargó de transformar a Daisy en vampira mientras ellos no estaban y lo descubrieron cuando llegaron. Ezra se decepcionó bastante, les dio tres días para que se largaran de allí y Mae decidió irse a vivir en el centro de Australia para que la niña empezase a controlarse. Peter se fue con ellas porque no quería seguir formando parte del triángulo amoroso.

Portada del cuarto libro

En el cuarto y último libro, Alice, Milo y Bobby se van a visitar a Mae, Daisy y Peter a Australia y lo que allí ven y ocurre no les gusta un pelo y a mi tampoco me gustaría nada. Daisy se vuelve loca e intenta atacar a Bobby para beberse su sangre.

Así resulta muy sencillo de decir y diréis, “bah, que chorrada” pero si estáis encerrados en vuestra habitación, tranquilos, viendo la tele y de pronto oís arañazos frenéticos en la puerta y veis que empieza a ceder hasta que hace un agujero lo suficiente para pasar una niña de cinco años, a gatas, y se tira a por ti para matarte, porque lo que es beber como que no bebe mucho, da realmente miedo. Aunque así visto suena gracioso.

Peter le confiesa a Alice de que mató a un koala para beberse su sangre, a pesar de que no soportan beber o comer otra cosa que no sea sangre humana, y que también se come cucarachas (yo en ese punto la empecé a tener manía).

Se marchan de allí, Alice descubre que Jane a muerto y  Leaf a empezado a pasar tiempo con ellos y ocurre algo raro cuando se entera de los apellidos de Alice y de Milo. Alice intenta averiguar quién mató a Jane y Bobby la ayuda. Murieron tres chicas (contando a Jane) y dos de ellas estaban desangradas y Jane tenía sangre pero murieron por culpa de un arma blanca como un cuchillo.

Alice se empieza a ejercitar con Olivia para ser más fuerte y vengar la muerte de su amiga. Peter, Mae y Daisy tienen que salir corriendo de Australia porque a Mae se le ocurrió llevarse a Daisy a ver el carnaval y atacó a varias personas de las cuales Peter cree que hay algún muerto (¿de verdad que no se le ocurrió a Mae no llevarse a una cría vampira loca a ver un carnaval lleno de gente a la que poder atacar para comer?). Pasan allí un par de días hasta que Leaf les deja quedarse en un lugar en el que él vive (sí, es debajo de un puente y literalmente, porque hay una abertura que hace que puedan entrar dentro del puente).

Alice, como curiosa que es, abre un libro de los que le dio Ezra y ve que tiene dentro una foto de Milo y ella. Alice descubre, gracias a Ezra, que las tres chicas tenía una marca de una v con un dragón (ja ja ja, muy gracioso, la marca de Dracula, ¿en serio?).

Tres vampiros (cazavampiros, exactamente) hablan con Bobby y con ella acerca de estar investigando el caso de las chicas muertas y creen que podría ser ella quien lo hubiera echo. Más tarde descubren que hay un grupo de vampiros que quiere darse a conocer al resto del mundo para no tener que vivir escondidos nunca más. Alice y Milo descubrieron quién era su padre y por lo que los dos tenían predisposición a convertirse en vampiros.

En la siguiente visita de estos tres cazavampiros, Alice ya mató con el vampiro que asesinó a su amiga (fue el vampiro que la chupaba la sangre cuando fue prostituta) y Mae tuvo que matar a Daisy porque cada tres horas ya quería y necesitaba comer y sufría mucho (la enterraron junto a un árbol que tienen en el patio), entraron en su casa, hirieron a Matilda (la perra de Jack) y Jack no estaba en casa a pesar de estar su coche allí (se compró un Delorian, el mismo que el de la película de Regreso al Futuro).

Peter y Alice siguieron el cordón que les unía a Jack y a ella y vieron que estaban torturándole, colgado de unas cadenas sobre el vacío y querían tirarle. Alice mató a la vampira y a uno de los vampiros y se lanzó a salvar a Jack, el cual iba a caer al vacío. Peter se lanzó a por el último vampiro que quedaba y lo mató en el momento más oportuno. Justo cuando a Alice se le empezaron a caer las cadenas (tenía ya las manos destrozadas por estar aguantándolas) y se cayó de espaldas en el suelo pensando que Jack acababa de caer al vacío y que estaría muerto en cuestión de segundos, vio que Peter estaba sujetando las cadenas y entre los dos consiguieron ponerle en el suelo a salvo (y yo que empezaba a tener esperanzas por el pobre Peter, aunque me daría pena que hubiera muerto Jack).

Así que al final ella decide querer ser una cazavampiros para imponer orden y que no ocurran más cosas así, Peter se quedó en casa (empezaba a llevarse bien con Jack), Matilda llegó a casa con varias fracturas pero se recuperaría y Jack estaba bien.

El libro está muy bien sobretodo porque trata de que aunque nazcas con una unión o ligada a alguien no significa que termines con ese alguien. Yo me habría quedado con Peter ya que Jack es un poco infantil.

Historia:4.2 out of 5 stars (4.2 / 5)
Escritura:4.8 out of 5 stars (4.8 / 5)
Average:4.5 out of 5 stars (4.5 / 5)