Es una saga realmente buena, de la altura de Los Juegos del Hambre y de El Corredor del Laberinto. Recomendable al 100% a pesar de tener un final tan desastroso.

Portada del primer libro

Empezamos con divergente. Tris (Beatrice) es de Abnegación pero no se siente como una abnegada, quiere cambiar ya que no siente que encaje allí. Entonces llega el día en el que tomar la decisión más importante de su vida. Hace la prueba y le sale que es divergente (le salió Osadía, Abnegación y Erudición). Entonces elige Osadía y, para su sorpresa, su hermano Caleb elige Erudición (como curiosidad, los dos actores salen en la película de Bajo la Misma Estrella). Como tienen un dicho, la facción antes que la sangre, así que no va a poder volver a ver a su familia.

Tras unas duras pruebas iniciales, conoce a Cuatro y quien será su instructor. Tras entrenarse y demostrar que pertenece a esa facción, hace amigos y hay algunos enfrentamientos. Por lo que tendrá que aprender a usar su pequeño tamaño para derribar al contrario. Y para eso está Cuatro. La enseña y se van enamorando poco a poco hasta que terminan besándose.

Tras superar la iniciación de Osadía, le inyectan a todos un chip de rastreo por si pasa algo. Y esa misma noche controlan a todo el mundo.  Bueno, no a todo el mundo. Solo a los que no son divergentes y así es más fácil encontrarlos y matarlos.

Cuatro y Tris se enfrentan a los de Erudición (en este caso los malos) que van matando a los de Abnegación y, entre Cuatro y Tris y posteriormente los padres y el hermano de Tris, derrotan a Abnegación y les quitan los controles a todos los osados. Entonces Osadía se rompe en dos, los que están con Erudición (Eric, cómo no, está entre ellos) y los que están contra Erudición.

Portada del segundo libro

En el segundo libro, Tris y Cuatro buscan refugio en Cordialidad, ya que esta facción no se meterá en medio de esta guerra interna y ofrecerá asilo a los demás. Mientras están allí, Tris se pelea con Peter y acaba con ella drogada (una de mis partes favoritas, es muy graciosa) y tienen que salir corriendo porque van buscándoles. Se quedan con los abandonados (o los Sin Facción) ya que la madre de Cuatro, presuntamente muerta, está viva y es la que los lidera.

Tras decidir ir a la sede de Verdad para descubrir qué está pasando, los interrogan (de una manera muy cruel) y les atacan un grupo de osados que están con Erudición. Atrapan a Eric, se enteran de la reunión que tienen el líder de Verdad con la líder de Erudición  y los mismos osados (los buenos) matan a Eric.

Entonces, como no tienen otro lugar al que ir, regresan a la sede de Osadía y disparan bolas de paintball a todas las cámaras pero terminan peleándose entre ellos y formando dos grupos para luchar. Luego llega la amenaza de los de Erudición y Tris decide entregarse para salvar la vida de los demás.

Lo deja todo atrás porque no es capaz de superar que mató a su amigo y que sus padres han muerto por ella. Cuando se entrega la hacen pruebas para crear un nuevo suero capaz de controlar a los divergentes. Pero, por desgracia para ellos, no funciona y deciden ejecutarla. Tris descubre, con horror, que su hermano es uno de los traidores y que es fiel a la mala, Jeanine. La ejecutan, salvo que en vez de inyectarle el suero de la muerte le inyectan uno paralizante, por lo que logran salir de allí los tres: Peter, Cuatro y Tris.

Atacan la sede de Erudición y consiguen entrar al despacho de Jeanine, coger la información que querían para verla antes de que la destruyan, matan a Jeanine y consiguen derrocar la tiranía que tenía organizada. Salvo que no contaban con algo. Que hay gente al otro lado.

Portada del tercer libro

En el tercer libro, todos discuten sobre si salir al otro lado para ver qué hay o no. Unos optan que sí pero la madre de Cuatro, Evelyn, no opina lo mismo y entran en guerra de nuevo. No quieren un sistema de facciones y Marcus, el padre de Cuatro, y varios más quieren que siga habiendo facciones.

También hay otra organización, la de Leal, que lo que quieren es ver qué hay fuera. Y los que salen son Cuatro, Tris, Uriah, Tori, Cristina y Peter. Salen de allí a toda prisa antes de que los detengan pero Tori muere…justo antes de averiguar que su querido hermano Amar está vivo.

También descubren que todo es un experimento. Los divergentes son los que están bien genéticamente mientras que los demás están dañados genéticamente (y Cuatro pertenece a este último grupo). Ahora nadie sabe qué pensar ni qué creer. Los de dentro están a punto de volver a tener una guerra mientras que los de fuera están pensando en un plan para que todo eso de lo de los genes se olvide.

Tras un intento fallido y considerar a Cuatro un traidor y, por culpa de una bomba, dejar a Uriah en la enfermería y en coma, el resto decide ponerse a la acción y descubrir lo que realmente se trama allí. Entonces deciden intentarlo cuando los jefes del experimento han dicho que van a borrarles la memoria a los de dentro.

Caleb, que iba a ser quién se sacrificaría para morir, la cámara en la que se encuentran los sueros de la memoria están protegidos por el suero de la muerte, pero como unos guardias los detienen, Tris echa a correr para lograr que el plan funcione.

Mientras, Cuatro y algunos más están dentro de la ciudad para evitar que se maten. Y como sólo puede ponerle el suero del olvido a uno tiene un dilema: ¿a su padre o a su madre? Pero al final convence a su madre de que no haga nada y consigue un tratado con Marcus. Peter se borra la memoria porque quiere ser mejor persona y sabe que de ninguna otra manera lograría cambiar.

Y vayamos de nuevo con Tris. Consigue entrar en la cámara, se dispara el suero de la muerte y no le hace nada pero David, uno de los jefes del experimento que está decidido a que no termine, dispara a Tris mientras ella pone los códigos para activar los sueros de la memoria, por lo que todos se quedan sin memoria pero…Tris muere.

Cuatro regresa y se entera que está muerta, Uriah al final es desconectado de la máquina de oxígeno por lo que también muere, Cuatro está destrozado por la pérdida de Tris y quiere perder la memoria pero no lo hace gracias a que Cristina le convence.

Dos años más tarde, tiran las cenizas de Tris en la tirolina por la que se tiró en su iniciación.

Portada del cuarto libro

Las historias de Cuatro. Narran cuando él eligió cambiarse a Osadía y sus primeros días como iniciado. Otro narra como iniciado, otro cuando él ya era uno de los miembros e iba a convertirse en jefe de Osadía pero dimitió y el último sobre cómo conoció a Tris, lo que sentía por ella y algunos momentos que pasaron juntos en el principio de toda esta locura.

Foto de los símbolos de las 5 facciones: Abnegación, Verdad, Cordialidad, Erudición y Osadía

Me ha gustado mucho esta Saga pero hay algunas cosas en las que no estoy de acuerdo. Lo que no pueden hacer es matar a la prota y dejar al otro destrozado, ¿qué pasa que la autora se volvió loca en el final? Sé que no todo puede ser bonito y terminar bien, pero por favor, este tendría que haber terminado bien. No tiene sentido matarla.

También el sistema de facciones. A mí me encanta el sistema de facciones, sé que había puntos frágiles y que, quizás, el nuevo sea mejor, pero el de facciones molaba. Sé que todas las facciones tienen sus puntos débiles pero eso no te da el derecho de tirarlo todo por la borda si descubre que todo es un experimento. Sólo tienes que olvidarlo (en este caso el suero de la memoria iría muy bien).

Y luego está el echo de que todo sea culpa de los genes. Yo opino que dependiendo de la persona y de su comportamiento y actitud, por muchos malos genes que tengas, puedes ser una buena persona, al igual que un divergente se podría comportar de mala manera (eso lo demuestran en el otro lado de la ciudad). Pero, sobretodo, no me gusta que Tris muera, es decir, es capaz de sobrevivir al suero de la muerte y, por culpa de David, muere por los tiros que le dispara. Si los tiros no le dan en una zona importante podría haber sobrevivido.

Y en cuanto a Cuatro y a querer olvidar a Tris para dejar de sufrir… Bueno, creo que lo mejor que podemos hacer es recordar a los que ya no están y seguir adelante. Pero no por un motivo egoísta sino porque creo que a ellos no les gustaría vernos mal, sino contentos y felices. Y olvidar a la gente que quieres… Creo que siempre será mejor recordar. Las heridas terminan curándose con el tiempo.

Y con respecto a las películas… La primera era más fiel al libro y las dos últimas, sobretodo la última, se desviaron del camino. Al final, en la última película, dejan un final abierto pero, al menos hacen algo bueno, como dejar a Tris viva. Así que, en general, no están mal pero los libros están aún mejor.

Historia:5 out of 5 stars (5.0 / 5)
Escritura:5 out of 5 stars (5.0 / 5)
Adaptación cinematográfica:4 out of 5 stars (4.0 / 5)
Average:4.7 out of 5 stars (4.7 / 5)