Es un libro un poco perturbador. Cada descripción de la casa y del presentador me recuerda muchísimo al programa de televisión de Gran Hermano (en España) y el presentador me recuerda a Jorge Javier Vázquez (presentador de Telecinco). Es un poco macabro a la hora de dar detalles de las muertes de los presos pero eso le aporta ese toque tétrico y la tensión necesaria.

También nos muestran el lado perverso de nuestra sociedad. Nos encanta saber detalles escabrosos sobre algo, cualquier noticia. Nos gusta ver sufrir a la gente y saber hasta el mínimo detalle de un homicidio. Es una buena autocrítica para toda la sociedad, ya que nos aburre nuestra vida y nos sentamos frente al televisor para ver desgracias ajenas. Y no sólo eso, sino que, en lo más profundo de nuestro ser, si nuestra supervivencia dependiera de ello, seríamos capaces de matar.

Así mismo, no me gusta nada la manera en que está escrito. Un narrador omnisciente nos cuenta todo lo que ocurre, cosas que ocurren a la vez, como pensamientos de todos los concursantes o de unos pocos. Tampoco me gusta que ninguno de los presos hable con el presentador cuando le dirigen la palabra. ¿Es que se quedan mudos durante casi una quincena?

Portada del libro

Al principio, diez presos condenados a muerte despiertan en una sala. Ninguno sabe por qué está ahí, sólo lo que les cuenta el presentador. Así que, después de decirles que ganarían la libertad, viven tranquilos porque van a ir muriendo por el sistema de votaciones. Hasta que un preso, Abraham, mata a otro preso con unas pesas delante de televisión, en directo.

Así que las reglas cambian y les toca matarse entre ellos. Y se lleva a cabo hasta el final. No me gusta quién fue quien ganó. Y tampoco cómo le trataron. Les prometieron la libertad, al menos al último que quedase en pie, y, sin embargo, le vuelven a dormir y vuelve a participar en una tercera ronda.

Al menos podrían decirle que va a ser así, que va a participar hasta que le maten. Me da pena porque quien gana no va a salir nunca y ver a su hija. A pesar de que se arrepiente de haber matado a su cuñado y socio. Eso no me parece nada bien, pero es el mundo que ha creado el autor y, como ya hemos visto, no es nada justo. Sino, más bien, perverso y oscuro.

Historia:2.3 out of 5 stars (2.3 / 5)
Escritura:2 out of 5 stars (2.0 / 5)
Average:2.2 out of 5 stars (2.2 / 5)