Hoy quiero hablaros de este libro. Me lo leí el verano pasado porque mis amigas se lo estaban leyendo y me lo recomendaron. Este libro siempre me recordará a esa tarde, junto a la piscina, todas mis amigas y yo tiradas en el césped leyendo las páginas de cierta escena (que nunca había leído en ningún otro libro) y riéndonos. Seríamos unas 8 personas entorno a un libro. Qué buenos recuerdos.

Portada del libro

Bien, no es la típica historia de amor. Y eso me gusta. Al principio dices “Ah, ya sé lo que va a pasar”, pero según avanzas en la lectura, te das cuenta de que no es así. El amor llega de forma improvista a nuestra protagonista, Maggie, en medio de una pequeña isla. Alejandro, que quiere un poco de paz en medio del caos que es su vida, llega al hotel de Maggie, en aquella isla. Poco a poco, se enamorarán e intentarán que lo suyo funcione.

Pero claro, Maggie tiene problemas del pasado que vuelven a la luz en cuanto se va a vivir con Alejandro. ¿Podrá superarlo? Pues no. Y eso es lo bueno de este libro. La autora no se inventa un mundo maravilloso en el que todo va bien, no. Sino que muestra la realidad. Si una persona con problemas de adicción vuelve y la tientan con ese mundillo, ¿crees que podrá resistirse? ¿A pesar de que hayan pasado un par de años?

Caos, descontrol, desenfreno, locuras, rivalidad, tensión, celos… Esas son algunas de las cosas que leerás en este libro. Y te compadecerás y te enfadarás de Alejandro, descubriendo cuán difícil es ser modelo; y serás dura con Maggie aunque después sentirás lástima y pena por ella. Y habrá un persona al que adorarás (pero sssh…es un secreto 😉 ).

Es un libro entretenido y fácil de leer, 100% recomendable para leerlo en la playa o en la piscina, hasta incluso en el sofá de casa.

Historia:3 out of 5 stars (3.0 / 5)
Escritura:4 out of 5 stars (4.0 / 5)
Average:3.5 out of 5 stars (3.5 / 5)